América supo prevenir más lesiones, Cruz Azul no


Fuente: espn
+
-

Con apenas cinco jornadas jugadas del Clausura 2019, América y Cruz Azul, los dos equipos finalistas del torneo pasado comparten la similitud de que son unos auténticos hospitales, aunque por diferentes motivos. Unos acarrean problemas desde el torneo pasado, mientras que los otros se han caído como peones en cuestión de días.



Los factores, analizados por un preparador físico, son diversos y no solamente tienen que ver con la acumulación de encuentros en un periodo corto de tiempo o el poco descanso entre certámenes.

En la actualidad, Cruz Azul tiene cinco jugadores fuera por lesión: Pablo Aguilar y Edgar Méndez son por molestias musculares, mientras que Adrián Aldrete sufrió un esguince de rodilla y los casos más críticos son los de Stephen Eustáquio, con rotura de ligamento en la rodilla y Jordan Silva con una fractura de tibia, tras un pisotón de Erick ‘Cubo’ Torres. El principal problema, sin embargo, es que a lo largo de la campaña esta situación puede convertirse en una tendencia.



“Cuando hablamos de lesiones, hay tres factores bien concretos que pueden provocar una lesión de un momento a otro: uno es el aumento repentino de la intensidad, lo que puede pasar de un día para otro y el organismo reacciona de inmediato; otro factor es el aumento repentino del volumen, que es la cantidad total del trabajo que se acumula y el último, es la acumulación del volumen o la intensidad durante un periodo prolongado, que puede ser una, dos o tres semanas”, explicó a ESPN Digital, Ricardo Barrios, preparador físico de origen argentino que trabaja continuamente con José Luis Sánchez Solá.

“La tendencia para Cruz Azul está marcada. Incluso estos jugadores lesionados, van a requerir un periodo de readaptación a los esfuerzos y cuando ya ese tejido o lesión está pasada, el ritmo de competencia de nueva”, añadió.

Con América, la historia es similar en cuanto a los que están sin actividad, pero algunos jugadores tienen problemas desde la campaña pasada y no son justamente por temas físicos o incluso de estrés que provoca que el organismo automáticamente sea más vulnerable a tener lesionados. Una virtud de las Águilas, explicó el especialista, fue que pidieron cambio en el calendario y no arrancar su actividad en la jornada uno en el primer fin de semana de enero, con el fin de prepararse de mejor manera a nivel físico.

“América tuvo la capacidad de darse cuenta de lo que podía venir y se movieron para evitar y lo han hecho muy bien, tanto por los resultados deportivos como en este tema. Hay que ver por qué fueron los temas de los esguinces, pero pueden ser ya sea por algo traumático o por pisar mal, pero es una lesión que responde y habla bien del equipo de trabajo del América”, destacó Barrios.

Con las Águilas, Andrés Ibargüen se recupera de una apendicitis; Jérémy Ménez está en rehabilitación de una operación en la rodilla, mientras que Mateus Uribe no ha estado en su mejor forma tras un esguince de tobillo que sufrió en la Final contra Cruz Azul, misma lesión que tiene actualmente Oribe Peralta, el único con molestias de este año.

“Lo que hizo América estuvo bien al pedir prórroga, previno lesiones”, insistió Barrios.

Entra en nuestro grupo de americanistas en WhatsApp. Haz clic aquí

Comentarios



Ningun comentario!

Déjanos tu comentario

Para dejar tu comentario, regístrate Aqui. Para iniciar sesión, haz clic Aqui.

Más Noticias

16/2/2019





15/2/2019